A pesar de que estuvieron de capa caída (nunca mejor dicho, haha), los velos cada vez vuelven con más fuerza. O eso espero, porque soy muy FAN. Piénsalo, ¿cuándo te vas a volver a poner algo así en la cabeza? Exacto: NUNCA. Pienso que muchas veces como novia se descarta esta opción de entrada (el típico ‘ufff…yo velo ni decoña’). Sólo os pido, os imploro, que lo probeis. Si no os gusta, vale adelante, peeeero, hay más velos de los que pensáis, y aquí os traigo la pruebe, de más más corto a veloncio infinito tipo estoy-en-el-altar-y-sala-por-fuera-de-la-puerta:

Velo francés o Birdcage

Es el velo más corto. Va agarrado sólo por un lado de la cara, normalmente haciendo combo con un tocado. Es poco convencional para las novias retro o que busquen un rollo Parisienne muy guay. Este es de Lucía Be con lazo de terciopelo y plumetti <3

Velo Corto o Blusher

~De largo no supera los hombros. Si quieres este velo, es porque quieres que se te vea el vestido, que normalmente tiene que tener cierto escote para no recargar la zona. Para caras pan, like me, igual no es lo más recomentable, pero originales son tela.

Largo al hombro

De toque muy sixties, quizás mi favorito. Tampoco es excesivamente común, pero me gusta porque puedes llevarlo y no tapar nada de tu vestido. Queda genial con vestidos cortos, pero para mí tiene muchas posibilidades, como estos dos de Beba’s Closet que son amor puro.

Velo de Puntas al Codo

Este tipo de velo es muy cómodo, porque te va a llegar a la cintura. El velo se sujeta por lo general atrás del peinado de la novia por lo que inicia desde la mitad de la cabeza, es muy favorecedor para las novias con rostros ovalados. Si quieres llevar velo, pero no ir velada, es el tuyo, porque se suele enganchar por detrás.

 

Pic: Alejandra Ortiz

 

Velo Puntas al dedo

Es un velo muy ligero que va hasta los dedos de la novia, es decir hasta la cadera. Acorta un poco, así que sólo apto para altas 😉 La verdad es que no se a ciencia cierta si este Paradero de Quirós es al dedo, pero no podía dejar de compartirlo.


For love and lemons

 

Ballet

Llega aproximadamente a la rodilla

Wear your love

Capilla

Es uno de los más tradicionales, un poco más largo que el vestido haciendo efecto cola, pero sólo unos centímetros. Lo concemos todos, así que voy con una propuesta más arriesgada de Galia Lahav . Un espectáculo. 

Catedral

Efectivamente, como capilla, pero más largo, se extiende por lo menos 2 metros y medio. Es delicado y le agregará sofisticación a tu vestido de novia. No es mi estilo para nada, pero reconozco que en algunas novias lucen muy bien, como este de Eva González.

 Mantilla

Lo más españó. Esta que nos enseñaba aquí Telva Novias, herencia familar de la novia, perfecta.

 

¿Os convence? Uníos al Veil Team. Thanks for reading XX