¿Cómo se gestó esta editorial? Os sigo contando.

 

Un editorial es una sesión de inspiración, dónde las futuras novias (y novios, por supuesto, aunque suelen sudar más del tema) pueden visualizar  un estilo concreto de boda e inspirarse para la suya. El título ya da una pista sobre esta: una sesión tropical, inspirada en Guinea Ecuatorial, una de las colonias españolas en África. Se ha recreado la convivencia de la cultura local africana con la burguesía europea a través de los looks de la novia: de una novia vestida para contraer matrimonio según la tradición africana, colores vibrantes en contraste un delicado vestido de algodón blanco, al aire libre, rodeada de flores y palmas

 

 

pasamos a la novia europea colonial, con un vestido camisero de guipur abotonado por delante con base de crepe de seda y esa maravillosa corona de plumas

 

 

y el escenario interior, que recuerda a esas casas de indianos mediante el marfil, la madera, los bananos, el cristal y la forja.

 

 

          

Tengo que agradecer mil y una vez el trabajo de esta maravilla de equipo. A Lola, por sus dos ramos perfectos; a Lourdes por la papelería especialmente diseñada para esta sesión; a María, por simular un verano en pleno invierno; a Esther, por mezclar sombras de ojos con esa maestría; a Rosa, Sofía, Marta y Pedro, por dejarnos ese increíble espacio; Leticia, Irene, Carmen y Cristina, vuestras creaciones han conseguido una novia tan espectacular. Y por supuesto, el increíble trabajo audiovisual de Marta y Laura que lo clavó con este precioso vídeo.

 

Y también a todos los que compartís o compartiréis este trabajo, a los que habéis dedicado un ratito para decirme que os gusta, pero sobre todo, a ellos

Organización y diseño: Casadeira 
Fotografía: Marta Martínez
Vídeo: Becollage
Vestidos: Cotonnus
Zapatos: Just Ene 
Decoración floral: Flor de Lola 
Papelería: El Ajuar de Lu 
Localización: Finca El Chaparral
Modelo: María Bugarín