¿ Eres de las que busca un detalle especial para tu vestido, algo que lo haga diferente y único? Es decir, TU VESTIDO, y de nadie más.

 


Hay muchas que no tenemos la suerte de tener esa pieza en la familia. Un mantón, un velo, algo que podamos incorporar a nuestro look nupcial que hace que sea (si cabe) más especial.

La modista y diseñadora   Laura Escribano (que por cierto, estrena web y es <3) escoge con mucho mimo los tejidos antiguos con los que trabaja, y les da una nueva vida para formar los vestidos de novia que se confeccionan de manera totalmente artesanal en su atelier de Madrid.
Sus favoritos son los franceses y belgas, los que están realizados a la aguja. Por ejemplo, los de Point de Gaze, los de Bruselas, Alençon, los Duquesa o Duchess, etc.  Se diferencian de unos a otros por el tipo de dibujo y la técnica. La mayoría de los tejidos van desde 1850 a 1930, es en este rango donde se pueden encontrar los textiles de mayor calidad con fibras de origen natural y animal.

Laura trabaja sólo con dos proveedores españoles para evitar que el tejido esté disponible en otras casas. Los tejidos vienen desde Francia y Estados Unidos. “Selecciono mucho lo que traigo y no compro nunca más de 10-15 metros del mismo tejido porque sería repetirnos de un vestido a otro. También transformamos los tejidos cambiándolos de color o incluso las sedas y algodones que son 100% las solemos lavar y blanquear para que tengan un punto distinto.”

En cuanto a las anécdotas, en el atelier las cuentan por miles. Se encuentran a menudo con iniciales bordadas, simbologías y detalles que desvelan pistas del tipo de persona que lució esas prendas. Las costuras interiores son las que encierran este tipo de pistas. ¿ No os parece mágico?

Observar las prendas en su interior, analizar tejidos antiguos, recuperarlos y darles una nueva vida. Laura Escribano realiza todo este proceso, un viaje en el tiempo que le aporta muchísima información de cómo era la moda de antaño, de cómo vivía la gente. Sin duda, información muy enriquecedora para dotar de exclusividad y riqueza los vestidos de novia que nacen de estos retazos de historia.

¿Quién es Laura Escribano?

Modista y diseñadora, es una fiel defensora de la costura en su sentido más puro. Reivindica la profesión de antaño, aquella que entiende de formas, volúmenes y que analiza al milímetro el cuerpo femenino y lo entiende en toda su bella complejidad. Su objetivo es rescatar la tradición de elaborar los vestidos a mano y a medida para crear diseños repletos de belleza, únicos y exclusivos. Los tejidos que pasan por sus manos guardan historias increíbles que esperan tomar nueva vida en el cuerpo de novias actuales a través de creaciones modernas con espíritu Bohemian Folk. Además del trabajo a medida, el atelier cuenta con una colección de vestidos de novia en continuo desarrollo, diseñados y confeccionados en su totalidad en el taller. Además, todos los materiales y tejidos que se trabajan en el atelier están libres de químicos, son naturales, ecológicos y no son alérgicos para la piel.

La gran acogida que han tenido sus diseños le ha permitido expandir su negocio hasta  París. Laura Escribano inaugura este mes de septiembre su primer punto de venta en la ciudad del amor. Sus diseños de la colección permanente reflejarán el savoir faire de la modista en el atelier de la diseñadora de accesorios Olga Vallecillos.