Natalia Ibarra/ BOGA Magazine / Oui Novias 

Este es un consejo sólo apto para las que os gusten estos colores, os sintáis identificadas con ellos y os lo plantéis tanto para ir a trabajar por la mañana como el sábado de parranda. Por ejemplo, yo siempre voy con los labios oscuros color vino, morado intenso, rojos… por lo que no sería raro verme con ellos también el día de mi boda. Si por el contrario en vuestro bolso desperdigados sólo tenéis tonos rosas y nudes, no tiene sentido que hagáis experimentos de novia a lo trendy. Lo importante es ser una misma siempre, que suena a tópico, pero es que es así.

Morado

ROUGE ALLURE  nº149 de Chanel 
Marrón

 

BALMAIN COLOR RICHE ROCK – LEGEND de L’oréal
Borgoña

Lápiz de labios ’Velvet Matte Lip Pencil’, de Nars 

Esta temporada 2018, parece que es de extremos: los tonos muy oscuros –rojos, morados, burgundy, borgoña y marrones son tendencia sí, pero también los son los colores más naif  los rosas más suaves, el coral y como siempre, un clásico: el todopoderoso nude. 

Coral

Rosa

 The Only 1 de Rimmel London

Ya que mañana es el día internacional del beso, y hay que ser previsoras, podéis ir probando colores y agenciaros alguno de estos para ver cuál convence más para el día B y plantar unos cuantos besazos con marca por ahí. Y recuerda que la única opinión que importa es la tuya. ¿Dejarse asesorar por profesionales? SÍ. SIEMPRE. Pero con lo que tu te sientas guapa, es la mejor elección posible.