Cerrar los ojos. Soñar. Observar y guardar. Recordar. Crear. Tocar. Sentir… SENTIR.

Sentir. Transmitir. Desnudarse. Dibujar el alma infinita. Creativa. La esencia de ti mismo. Un reflejo cristalino… La luna en el mar. El sol y la lluvia. Destellos.

Sentir los recuerdos. Sentir las texturas. Sentir los amaneceres. El alba. Cerrar los ojos. Soñar. Y dibujar. El caos del papel en blanco.

Sentir. Transmitir. Así nace Introspicere…

 

A ver, yo ya sé que soy muy fan de Sara Lage, y que tampoco me esfuerzo mucho en esconderlo. Pero es que ¿esta colección que locura es? Me encantan TODOS. Del primero al último. Novias diferentes, esas texturas, esa superposición. Originalidad en estado puro. Cuando descubrí a Sara me quedé enamorada, lo juro. Pero lo que más me impresionó fue su edad ¡31 años!

 

 

Y esto es lo que hace. Magia pura. Desde Lugo para el mundo, que tampoco es fácil abrirse camino aquí en la esquinita del país. Así que siempre que me preguntan diseñadoras, voy con Sara por bandera. No sé si porque es gallega, pero conecta conmigo de una forma especial. Pero bueno, vamos a hablar de su nueva colección, que me tiene fascinada.

¿Véis lo que os digo de los tejidos y las texturas?

Introspicere es una colección de 9 looks que se desarrollan al rededor de una idea común. La mujer en su forma más pura y múltiple. Habla de una mujer amante de la belleza, de la tradición, de la artesanía y de la luz como regalo diario. Habla de una mujer con diferentes personalidades.

Un yo que se despliega de la manera más bella para afrontar cada día, siendo siempre ella misma en alguna de sus formas. Una mujer dulce pero fuerte. Una mujer sin ataduras ni mentales ni corporales. Una mujer eterna. Eternamente ella.

Absolutamente FAN de este dos piezas

Es una colección que aúna diseño y tradición. Superposiciones, transparencias, telas fluidas (que acaricia el viento), mezcla de texturas. Ganchillo, macramé, calceta, bolillo, cestería…Lisos y plisados. Sedas algodón y brocados. Un juego de luces y texturas cincelados bajo la tenue luz blanca con destellos de marfil, rosa empolvado y gris.

Mi favorito sin duda. Esa espalda, esa caída


Es un deseo de descubrir el interior. Un deseo de transmitir que cada novia es única. Que hay que escuchar, observar y sobre todo, sentir. Desnudar su más profundo y personal deseo de ser ella misma y brillar.

En fin, que ya lo véis. Es auténtica. Felicidades por esta nueva colección Sara, es alucinante!