Se llama Ephemerals y se inspira en la obra de la artista Heidi Norton.

Fotos: Esif Fotografía

Y sí, Belén Barbero ha convertido de nuevo su nueva colección en obras de arte. De nuevo mucho trabajo artesanal, esos toques de color tan característicos, la delicadeza en el trabajo… pero esta vez son colores más apagados, ya que se inspira en las plantas caducas y flores atrapadas en cubos de resinas translúcidas de la artista estadounidense.

“Al igual que la artista americana simboliza su lucha interior por preservar lo caduco a través de estas fascinantes cajas, yo vivo enganchada a la idea de atrapar recuerdos a través de prendas, resguardar lo inmaterial a través de lo material. La idea del vestido de novia como vitrina, como guardián de recuerdos que traspasa generaciones, de ahí su belleza hipnótica.” .- Belén Barbero.

Cada uno de ellos lleva el nombre de una flor,  como no podría ser de otra forma. Predominan  los cortes geométricos,  escotes que enmarcan los hombros, líneas angulares… Además, en su presentación se proyectó el vídeo para no dejar lugar a dudas como enmarcan la silueta y como es su caída y el sentir de su movimiento.  Aquí os lo dejo. De nuevo una colección impecable.

CRÉDITOS

Fotografía:Días de Vino y Rosas

Vídeo: UnParDeMedias

Flores: Savia Bruta

Joyas: tocados Le Touquet y  Julieta Álvarez

MUAH: Regina Capdevila.