A raíz de la lista de canciones de boda que hicimos desde Queridiña , muchas me habéis preguntado por Instagram en qué momentos tiene que sonar música. Hoy traigo un post muy breve, tipo esquemático, para que comprobéis si tenéis todo claro, o tenéis que elegir un par de temas más

Photography: Jessica Janae Photography | via Utah Bride
Para la ceremonia civil

Entrada del novio

Entrada de la novia

Ceremonia: como siempre, aquí es todo el ceremonial más libre. Igual suena una, dos, tres, siete o si tocáis en un grupo, cada uno interpreta una y se juntan 12. Libertad total.

Salida

Si es religiosa

Entrada del novio

Entrada de la novia

Aleluya

 Consentimiento (música más bien suave de fondo)

Bendición y reparto de anillos

El Santo,  momento de la oración, se puede acompañar de música o no

La Paz

La Comunión

La Bendición Final

 Salida Nupcial

Hay que tener en cuenta que muchas parroquias no admiten modificaciones en las canciones del ceremonial religioso, por eso siempre os recomiendo que habléis con el párroco, le comentéis que ideas de música tenéis para vuestra boda e intentéis llegar a un acuerdo, pero la lista de opciones se reduce drásticamente en la mayoría de los casos a mússica clásica y del romanticismo.

Aperitivo

Música en vivo, por favor. Un grupo de jazz, de soul, de cuerda, un concierto en acústico… las opciones son infinitas y no sabéis lo que se agradece disfrutar de un pequeño concierto mientras se espera a que de comienzo el banquete, mientras se charla.

Banquete

Entrada de los novios + brindis

Corte de tarta

Entrega de los novios

Entrega del ramo

Liga

Detalles a la familia y amigos

Primer baile

Elegid canciones que os gusten especialmente, que os identifiquen a vosotros como pareja y que (parece una tontería, pero no) os apetezca escuchar. Es decir, si eres más tímido y no vas a ir por las mesas armando un jaleo brutal, igual Highway to Hell no es la mejor opción. Siempre que os haga sentir cómodos, es fundamental. Ya sabéis que sobre gustos no hay nada escrito.

Baile

Haced una lista de canciones que no pueden faltar esa noche y pasádsela al DJ. Y viceversa: si tenéis canciones que no queréis escuchar ni en pintura, que solo de pensarlo ya os da un arrepío, pues reflejadlo también. Él, os lo agradecerá. Y así hasta que el cuerpo aguante. Os prometemos una lista para el momento baile, pero e momento, os quedáis con las romanticonas!