Seguimos repasando todo lo que nos está dejando la Barcelona Bridal Fashion Week en esta edición. Después de la apertura a cargo de Pronovias, aún queda mucho por ver de la mano de los diseñadores más aclamados de nuestro país. Y es que cada año se superan, a mi parecer. Es cierto que la colección de Pronovias está dejando mucha controversia, pero a pesar de lo ponibles o no que sean sus diseños son una obra maestra de la costura. Y hay que recordar que esto es pasarela, una novia después podrá adaptarlos a su gusto totalmente. Sin más, esto es con lo que me quedo de los desfiles que he podido ver hasta ahora (penica de no poder estar en el Front Row en Barcelona con este tiempo, pero es lo que tiene la vida proletaria),

Rosa Clará 

La diseñadora catalana ha asegurado que se trata de una colección “rompedora y diferente”, que apuesta por la simplicidad y la delicadeza para realzar la “belleza natural de la mujer”. La firma de novias tiene una línea muy marcada que se basa en una apariencia simple, minimalista y elegante. Y eso es lo que más me gusta de sus diseños. Inconfundibles colección tras colección.

Cristina Tamborero 

Su nueva colección se llama Hanami y  es romanticismo puro. Cristina Tamborero, diseñadora revelación en los últimos años nos sigue sorprendiendo con siluetas muy fluidas, caídas y las faldas con gran volumen, diseños variados dirigidos a novias de personalidades y estilos muy diversos.

Jesús Peiró 

Una colección llena de volúmenes y siluetas princesa, con un invitado inesperado, ¡el negro! Un diseñador más que se apunta al negro en los detallles, cosa de la que soy muy fan, ya sabéis.

Sophie et voilà

Es la segunda vez que se sube a esta pasarela Bridal con 19,  diseños que nos recuerdan el chic más Parisino. Inspiración arquitectónica, pero también mucho glamour, tanto en novia como en invitada. ¿Las gafas con boina? Genialidad. Bravo.

Alejandro Resta

De sus propuestas esta me ha enamorado. Mezcla de texturas, con el sempiterno romántico plumetti, pero so sexy!

Carlo Pignatelli

 

Obvien las gafas, pero estas dos propuestas para novio, los grandes olvidados, me han parecido interesantes ¡Menos brilli brilli y más estampados!